CUANDO EL BIG BANG TOCÓ MI MUNDO AL VOLVERME MAMÁ

Friday, September 8, 2017


Mujeres todas, absolutamente todas tenemos insertado un chip social donde nos dicen que el plus como mujer es ser mamá, así que crecemos idealizando un status que no tenemos ni idea de cómo, sólo sabemos que hemos de serlo, algún día, luego crecemos y la dinámica de la vida nos lleva en un remolino de eventos y situaciones, amores, desengaños, tristezas y odios. Y entonces llegamos muy cerca a los treinta y ahí el famoso tren de la vida, según algunos nos está dejando, pero, dejando de que? O a donde?, queremos montarnos en ese tren? Y vienen las infames preguntas, por qué no me he casado? Donde está el príncipe azul? El amor existe? Y una de las más fuertes, quiero ser mamá?

Y PUM la vida estalla, en tristezas dudas y muchos miedos, hoy querida amiga, donde estés quiero decirte que no pienses más en ello, puedo decirte con total y absoluta certeza que donde dejas de prestar atención negativa, donde dejas de poner emociones oscuras, el universo te lleva y te hace fluir hacia donde debes estar.

Y te lo digo porque hace algunos años fui una mujer joven llena de dudas, inseguridades, miedos, sentimientos que me condujeron a relaciones amorosas tóxicas, irrespetuosas, todo resultado de mi falta de amor propio y un día afortunado un clic en mí dijo YA NO MAS! Soy mucho más y merezco mucho más, empecé a mimarme, a verme a través de mis ojos, a respetarme, a AMARME, y fue hasta ahí que, el hombre perfecto llegó a mi vida, cuando estaba ya en esa relación soñada, seguí respetándome y amándome tanto, que eso era lo mismo que le brindaba a él, así llego ese gran día, el matrimonio, con todos los retos y las situaciones en contra, se dio y me casé, me case yo, que en algún momento creí que el matrimonio estaba negado para mí, pero ahí estaba yo, vestida de novia viviendo el sueño no soñado de mi vida. Y fue mágico, como lo son todos los matrimonios.



Y entonces se vino otra nube de presión social, y para cuando los hijos? Mi esposo amado y yo siempre hemos conversado abiertamente de nuestras expectativas de vida y de alguna forma encontramos una dinámica de planeación para el futuro, y aunque hemos tenido que salirnos del guión en algunos momentos siempre ha resultado bien, esto lo digo porque en nuestro plan de matrimonio venían hijos como una consecuencia en algún momento, pero al principio no era un plan a corto plazo. Decidimos que queríamos viajar, salir, disfrutarnos un buen tiempo nosotros dos, con el paso del tiempo la gente empezó a entender que era parte de nuestro plan mantenernos sin hijos y por algún tiempo la pregunta dejó de ser un constante en cada reunión familiar o social.

Y qué creen?, pasaron algunos años y luego nos miramos y dijimos YA ES HORA, apareció en ese mapa de planeación ese bebé, ese ser que con amor vendría a complementar nuestro hermoso hogar, y una vez más a pesar de todos los obstáculos PASÓ, quedamos embarazados!!! Otra tormenta por atravesar, síntomas, desvelos, crecimiento, reuniones, qué será?... una NIÑA siiiii felicidad, nombres???… 9 meses… Y llegó el día, 11 de noviembre de 2015, hospital pinchazos muchos, monitoreos, tiempo, esperar, orar, miedo, anhelo, fe, todo está bien… 10:46 pm LA VI, ella llego al mundo y en el mío EL BIG BANG cuando la vi. Renací con ella, sentí el llamado del instinto, me fundí en el más pleno sentimiento de amor que pueda existir en este plano terrenal, llegó a mi mundo ese ser que hace que desde el primer instante de su vida, llenara la mía y ahí en ese segundo todo cambio, literalmente renací a la vida, una mamá llego a este mundo, una mujer creció sublimemente a su mejor versión, sentí plenitud.



Hoy dos años casi después de ese momento, no puedo ser más feliz y estar más segura de que la actitud es la base de la felicidad, que tu ejemplo es la semilla que hará de tu hijo un buen ser humano, que el amor es la mágica herramienta de resultados y que DIOS está en cada uno de los momentos que me hinchan el corazón con mi familia.

Así que sea donde sea que estés, no pierdas la fe. La vida es mágica para ti también y cada vez que miras al cielo Dios te responde AQUÍ ESTOY, solo cree.



NAMASTÉ

CON AMOR MELINA


Mi nombre es Melina Estibaliz Muriel López, soy una mujer nacida en Bogotá Colombia, tengo 33 años (la edad de Cristo, jajaja, desde que los cumplí siempre digo lo mismo), que puedo decirles, soy muy feliz simplemente porque sé que la felicidad es una decisión diaria pese a los retos que trae la aventura de vivir y, además tengo el plus de contar con bendiciones que hacen que viva cada día plenamente y agradecida infinitamente. Hace un año y medio soy mamá y eso ha hecho que despierte en mi todo mi poder creador como responsabilidad de criar de la forma más sana y en plenitud a mi hija, ella es un ángel llenita de luz (quienes somos místicos sabemos el 11:11 es un número poderoso) ella nació el día 11 del mes 11, así que desde que llegó ilumino nuestro existir, soy felizmente casada con el guerrero más adorable de este planeta (modestia a parte) pero sí, tengo la gran bendición de haberme casado con mi mejor amigo.

Más allá de todo pasado vivido puedo decir que cuento con los mejores amigos que pueda dejar la vida, por eso henos aquí en este proyecto lleno de sueños, reunidas a tres amigas de la vida, somos tres mujeres únicas llenas de una esencia de amor y luz y que la vida nos ha permitido encontrarnos en el caminar para permanecer unidas, ahora compartimos la fortuna de ser madres con tan solo cuatro meses de diferencia cada una, en la dinámica que nos ha permitido mantener nuestra amistad en la distancia, y que nos ha fortalecido, se nos ocurrió crear este espacio, para contarles cómo mujeres y familias reales podemos guiarnos y apoyarnos para que logremos desde nuestras realidades construir un mundo lleno de amor, apoyo y complicidad… Así que los invitamos a que naveguen con nosotras en esta aventura llamada vida, familia, relaciones y maternidad!!! 

No comments

Powered by Blogger.